Las citas a ciegas

Las citas a ciegas

Las citas a ciegas son una de las formas más sencillas de conseguir una cita. No requieren de exponerse a una negativa frontal como las citas en persona. Pero esta modalidad cuenta con sus desventajas también.

 

Conseguir una cita no es tan fácil como aparece en las películas y si esperamos encontrar a alguien adecuado, todavía se torna más dificultoso. Es necesario exponerse de sobremanera para obtener una cita con alguien que puede ser la persona adecuada. Es por este motivo que las personas tímidas suelen preferir arriesgarse a una cita a ciegas, pues no deben encargarse del primer contacto que es el más difícil.

Hay muchas formas de conseguir una cita a ciegas, cada una con sus ventajas y desventajas: internet, periódicos, programas radiales, agencias de contactos, a través de amigos. Es sabido que la información que nos llega a través de internet y otros medios, no es exacta, sino mejorada para llegar a la instancia de la cita, por lo que podemos llevarnos una desagradabilísima sorpresa al momento de encontrarnos con nuestra pareja. La forma más segura de acceder a una cita a ciegas es a través de amigos, que se preocupan por nosotros y están en posición de aportarnos una información más cercana a la realidad.

 

Cómo afrontar una cita a ciegas:

En una cita a ciegas, debemos llegar preparados para todo, tal vez funcione o tal vez debamos sobrellevarla hasta que podamos retirarnos decorosamente. Lo importante es sacar de ella la experiencia favorable, aunque la cita no conduzca a nada.

Lo más importante es no mentir en ningún momento. De este modo, el otro notará nuestra honestidad y esto facilitará el camino. Si nos han mentido, el otro quedará expuesto por sus propios actos y deberá retractarse.

La indumentaria debe ser discreta, no sabemos realmente cuáles son los gustos de la otra parte. Ya habrá oportunidad de lucir nuestro vestuario. Si la cita no funciona, no habremos desperdiciado nuestros mejores recursos.

Este tipo de citas suele ser estresante, por lo que no debemos emprenderlas si no estamos en nuestro mejor momento.

No se puede concurrir a una cita a ciegas ilusionado o con prejuicios. Debemos tomarlas como lo que realmente son, una experiencia de conocimiento del otro. Si surge algo, tanto mejor, de lo contrario, podríamos estar conociendo a uno de nuestros más cercanos amigos.

Podemos utilizar un truco de emergencia, por si la cita es peor de lo que esperábamos. Podemos pedir a un amigo que nos llame diez minutos luego de comenzada la cita. De este modo comprobará que todo va bien. Si la cita es un fiasco, nos servirá de excusa para abandonarla.

Para los extremadamente tímidos puede funcionar el planificar una cita a ciegas doble. Esto les permite estar más relajados y resulta más divertido.

Nunca debemos llegar tarde a una cita a ciegas, es un signo de falta de cortesía. Por el contrario, si la cita no está funcionando, debemos esperar al menos veinte minutos para abandonarla sin hacer daño a nadie.

No es conveniente consumir alcohol durante la primera cita. Esto puede salirse de control o causar una impresión equivocada en el otro. Es mejor dejarlo para cuando ya se conozcan más.

La intuición es nuestro gran aliado en una cita a ciegas. Si una persona no nos cuadra, es mejor alejarnos diplomáticamente, pero dejando claro que no nos interesa volver a verle.

Cuando nuestra cita a ciegas nos gusta, no debemos forzar la situación, es mejor dejar que las cosas sucedan naturalmente. Hay tiempo para conocerse mejor.

La discreción debe estar presente en todo momento, no se debe hacer preguntas sobre ex parejas. Tampoco lamentarse de nuestros problemas es válido, se trata de una cita para conocerlo, no un confesonario.

Las citas a ciegas pueden ser una gran aventura que te conduzca al amor verdadero, o un dolor de cabeza total. Para orientarte en la forma de comportarte, consulta con el zodiaco.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La mayoría de las personas carecen de atractivo para los demás, son...

Las citas a ciegas pueden ser una gran aventura que te...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse