La complicidad en la pareja

La complicidad en la pareja

La complicidad es uno de los elementos básicos para una relación de pareja exitosa. Esta cualidad permite conocer lo que el otro siente o piensa en todo momento.

Para que una relación sea exitosa y duradera hace falta una compenetración muy profunda de la pareja, la cual permite que cada miembro de la misma sepa en todo instante cómo se siente el otro, qué está pensando, apenas con echarle una mirada o escuchar el tono de su voz. Esta cualidad se llama complicidad de la pareja es la base que permite a la pareja afrontar las distintas circunstancias de la vida satisfactoriamente.

La complicidad de pareja implica el conocimiento profundo de ambos miembros de la pareja. Puede definirse como una actitud que demuestra el conocimiento entre dos personas, que no es compartido con otros. Es un sentimiento de solidaridad y camaradería especial entre los miembros de la pareja.

Esto se traduce como un conocimiento constante de lo que siente o quiere la pareja y que recibe la ayuda del otro para lograrlo.

Durante la primera etapa de la pareja se da el descubrimiento del otro, el aprendizaje de su forma de pensar, sus inquietudes y gustos. Luego disminuye el interés por conocerlo y es cuando se debe trabajar en la obtención de la complicidad para darle fuerza a la relación.

La complicidad se facilita cuanto mayor es el conocimiento que se tiene del otro. Esto implica que además del conocimiento, se acepte al otro como es y se lo comprenda.

El compartir los momentos trascendentes de la vida, ya sean felices o tristes permite a la pareja estar más unida, favorece una mayor apertura y la comunicación de los sentimientos.

Las vivencias comunes permiten una mayor implicación entre ambos y si las formas de percibir la vida y de pensar son similares, la complicidad llegará con mayor facilidad. Lo mismo ocurre al compartir las aficiones y gustos, que permite que se disfruten los momentos en compañía mutua.

Cuando dos personas no aparentan tener mucho en común, también puede lograrse la complicidad. Esto requiere de respeto y comprensión por las diferencias.

 

Cómo mejorar la complicidad:

La complicidad de una relación se mantiene en base a pequeños detalles. Cuando el entusiasmo inicial por la relación va disminuyendo, es necesario mantener el romanticismo, para ello sirven los pequeños detalles, una flor, una cena romántica, etc. Mantener el deseo sexual es fundamental para fortalecer la pareja y favorecer la complicidad.

Los planes en común como un fin de semana de viaje, unas vacaciones, planificar una fiesta, etc., son elementos favorables.

Toda tarea que agrade a ambos compartir o que refuerce la relación es enriquecedora.

El buen humor es uno de los ingredientes que más favorece a la complicidad en la pareja, el poder recordar anécdotas divertidas, reírse juntos, refuerzan los lazos que los mantienen unidos.

Una comunicación fluida es imprescindible para lograr la tan preciada complicidad.

La confianza es uno de los ingredientes principales de la complicidad, ya que es la que posibilita la buena comunicación y el conocimiento pleno de la pareja. Sólo podemos estar seguros de que contamos con nuestra pareja cuando existe confianza plena.

La complicidad de la pareja es responsable de una armonía que fortalece la relación y que prolonga su existencia, aunque siempre debemos trabajar para mantenerla.

Las parejas con una diferencia importante de edades han existido siempre, la diferencia está en que actualmente se da el caso en que la mujer es mayor que el hombre, y esto fue un hecho muy excepcional anteriormente.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Las parejas con una diferencia importante de edades han existido siempre, la...

Las parejas con una diferencia importante de edades han...
El respeto es la base de una relación de pareja exitosa....
Luego de un divorcio, se atraviesa por un período...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse